¿Qué sucede cuando se pierde un diente?

         Perder un diente representa un suceso muchas veces doloroso y difícil de aceptar para el paciente, sobre todo en aquellos casos en los que dicha pieza está situada en el sector anterior de la boca y compromete su estética. Muchos de ellos creen que esto solo ocurre cuando se está en una edad avanzada, lo cual no es totalmente cierto.

Las causas de la perdida dental son variadas y afectan tanto a jóvenes como a adultos de la misma manera; por esta razón cualquier individuo corre el riesgo de perder piezas dentales ya sea por caries, enfermedad periodontal, accidentes, fracturas, entre otras.

Además de la repercusión estética, emocional y de autoestima que implica perder un diente, a nivel funcional esto también puede generar inclinación y extrusión de las piezas vecinas, lo que daría origen a una mordida irregular y progresivamente generaría mayor desgaste y traumatismo en el resto de los dientes del paciente.

 

  Si éste es tu caso…

Smile te muestra la solución:

Implantes Dentales

      Esas piezas dentales que se han perdido por las razones que mencionamos previamente, pueden reponerse con implantes dentales. Este tipo de tratamiento se ha convertido en el método de preferencia gracias al sin fin de ventajas que poseen frente a otras alternativas empleadas para la sustitución de uno, varios o la totalidad de los dientes.

Un implante es una prótesis destinada a reemplazar la raíz de uno varios dientes perdidos. Éste dispositivo se inserta en el hueso y una vez oseointegrado (conectado de manera firme, estable y duradera a ese hueso), se realiza una corona para sustituir el diente ausente.

Están hechos de Titanio, el cual es un material que posee la capacidad de mantener una coexistencia estructural y funcional continua con los tejidos del cuerpo humano, en este caso con el hueso (oseointegración). Es totalmente biocompatible; por lo tanto no produce alergias ni reacciones en el organismo y es totalmente seguro.

Su función, al ser insertados en el hueso, es ocupar el lugar de la raíz del diente, de los dientes ausentes o servir como soporte de prótesis parciales y/o totales. El aspecto, sensación y comportamiento del nuevo diente o de las prótesis será muy similar al de los dientes naturales.

Entre sus ventajas destaca no requerir el desgaste de dientes vecinos que estén sanos, es fijo, su higienización es sencilla, devuelve la estética de su sonrisa y permite una masticación segura y confiable. Además, en Smile Design le brindamos garantía de por vida.

Muchos pacientes nos preguntan:

¿Cuál es el proceso para colocar un implante en Smile Design?

Dividimos el proceso en 6 fases de tratamiento:

  • Primera Fase: Es una Consulta previa al tratamiento, en la cual se realiza una cuidadosa y detallada evaluación de su historia dental y de su salud médica. El Rehabilitador Oral en conjunto con el Implantólogo, apoyados en una radiografía panorámica y tomografía en 3D (TAC), determinarán si es buen candidato para implantes dentales.

 

  • Segunda Fase: El Rehabilitador Oral realiza un Análisis y los pasos previos al tratamiento, lo cual está comprendido por la toma de un registro de su boca para verificar las dimensiones, tipo de encía y forma de los dientes. De igual forma se solicitarán exámenes de sangre para verificar valores fundamentales para la cicatrización y proceder a la cirugía.

 

  • Tercera Fase: Se procederá entonces a la Colocación Inicial de los Implantes, bajo la colocación de anestesia local y bajo los parámetros quirúrgicos planificados por el Implantólogo. En la mayoría de los casos se coloca injerto de hueso y membrana para ayudar a la regeneración e integración del implante al hueso. Al cabo de 2 a 4 meses, el hueso se regenerará alrededor del implante fijándolo firmemente en su posición.
  • Cuarta Fase: Se realiza un Acondicionamiento de Tejido Blando que incluye el control y retiro de puntos a la semana; y un control al mes para la colocación de un tornillo de cicatrización que ayuda a dar forma a la encía.

 

  • Quinta Fase: Luego del proceso de oseointegración, el Rehabilitador Oral realizará, de forma atraumática la Colocación del Pilar Protésico fijado al implante. Se tomará una impresión y poco después, se creará un diente de sustitución artificial para conseguir una restauración natural. Finalmente se realiza una Rx periapical para verificar la correcta posición de la corona sobre el implante.

 

  • Sexta Fase: El Rehabilitador Oral, dará instrucciones sobre los Cuidados y Mantenimientos Correctos de los nuevos implantes antes, durante y después del proceso de la colocación de la corona o de la prótesis. Siguiendo una rutina regular de higiene bucal cuidadosa y controles periódicos.

De esta forma los implantes funcionaran brindando una sensación satisfactoria durante muchos años.

WhatsApp chat