Gracias a la innovación llevada a cabo en los últimos años, los tipos de brackets que podemos ofrecer a nuestros pacientes han cambiado completamente.

Los brackets de “hierro” que muchos tenemos en mente cuando pensamos en un tratamiento de ortodoncia ya no son la única opción en pacientes adultos cuando queremos mejorar nuestra sonrisa, ya que disponemos de diferentes tipos de brackets que pueden, gracias a la dirección del tratamiento por parte de un ortodoncista formado en la materia, solucionar nuestros problemas funcionales o estéticos.

En función de nuestra preferencia con respecto a la estética del aparato a utilizar y el tiempo que dure el tratamiento, podemos elegir entre diferentes tipos de brackets para nuestra ortodoncia.

Los principales tipos de brackets en ortodoncia son:

• Brackets metálicos.
• Brackets estéticos (de porcelana o de zafiro).

Los brackets metálicos

Están hechos de acero inoxidable de alta calidad. La ventaja de los brackets de metal es el precio, ya que son los más económicos. El principal inconveniente de la técnica de ortodoncia convencional es que resultan muy anti estéticos. Pueden ser decorados con elásticos y gomas de una variedad de colores, por eso algunos pacientes llaman brackets de colores.

Los brackets estéticos (brackets cerámicos, de porcelana o de zafiro)
Son transparentes y están diseñados para armonizar con el color natural del esmalte de un diente. Los brackets de zafiro son los brackets estéticos de mayor calidad por ser completamente transparentes y porque no se tiñen.

WhatsApp chat